Primeras decepciones Olímpicas

Paisajes bucólicos, música pop, chimeneas gigantes que ascienden al cielo y la Reina de Inglaterra con su impertérrito tocado. Eso, poco más menos, fue lo que nos dejó la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres celebrada el pasado viernes 27 de junio.

El deporte llegó al día siguiente (bueno, técnicamente el fútbol había comenzado el miércoles) dejando en el primer fin de semana y tras tan sólo dos días de competición unos sustanciosos réditos deportivos: los primeros deportistas revelación, un puñado de nuevos héroes olímpicos y, cómo no, un buen número de decepciones.

A continuación repasamos los mayores fiascos que han dejado los Juegos de Londres tras su primer fin de semana de competición.

Mark CAVENDISH – Ciclismo en ruta | Prueba en línea

Cavendish Juegos Olimpicos

Faltaba un cuarto de hora para que el reloj marcara las 17:00 de la tarde del sábado cuando llegó la primera decepción del equipo británico.
Mark Cavendish, que atesora 23 etapas en el Tour de Francia 3 mundiales y es considerado como uno de los mejores sprinter de la historia del ciclismo, no conseguía pasar de una insulsa 29ª posición.
Para entender la dimensión del chasco debemos tener en cuenta que:
Cavendish era el máximo favorito para llevarse la prueba (los británicos ya daban por segura su medalla de oro); que el trazado de la etapa, los 240 km que formaban la etapa en el circuito de Box Hill, favorecían el lucimiento del velocista británico; y que además del propio Cavendish, un corredor intratable en los días de inspiración, Gran Bretaña acudía con un señor equipo formado por ciclistas de la talla de  Bradley Wiggins, David Millar o Chris Froome.
Al final, el oro fue para el kazajo Vinokurov.

Michael PHELPS – Natación | 400 metros estilos

Eran las 20:30h del sábado cuando Michael Phelps, el hombre-pez que se llevó 8 oros de Pekín, se enfrentaba por primera vez a su propia leyenda.
Era la primera final del nadador de Baltimore tras su obra maestra en las últimas olimpiadas. Pero Phelps no llegaba a Londres siendo el mismo de Pekín. En los últimos cuatro años el nadador norteamericano había experimentado un sensible bajón en su rendimiento y un tal Ryan Lochte llegaba con ganas de cruzarse en el camino de la leyenda. Antaño nadador descuidado, Lochte logró enderezar su carrera hasta el punto de llegar a Londres con los oros de los Mundiales 2009 y 2011 bajo el brazo.
Phelps no pudo más que abdicar. Lochte puso tierra de por medio tras la posta de espalda y acabó llevándose el oro. Phelps, para quien la plata es una derrota, tuvo que ver como también le doblegaban el brasileño Pereira y el imberbe japonés Hagino, relegando al Tiburón de Baltimore hasta una dolorosa cuarta plaza.

ESTADOS UNIDOS – Natación | Relevo 4×100 metros libres

Natacion francia olimpiadas

Sobre las 22:00h del domingo llegaba la gran noticia deportiva de la jornada. Era la final de los 4×100 libres y en la delegación estadounidense todos daban por hecho que el oro sería para ellos.
Los chicos de las barras y las estrellas contaban en su equipo con Ryan Lochte y Michael Phelps. Lochte llegaba a esta final con la confianza que le daba su enorme carrera y su oro en los 400 estilos en la víspera y Phelps, tras ser anulado por Lochte en la misma carrera, no podía pensar en dejar escapar otro oro.
Todo iba sobre ruedas para los americanos hasta que llegó el último relevo. Horas antes de la carrera, la delegación bleu anunciaba la inclusión en el equipo de la final del desconocido Yannick Agnel. En un principio nadie prestó demasiada atención a la decisión, pero poco tiempo más tarde este joven nadador francés de tan sólo 20 años y natural de Nîmes iba a hacer saltar la banca.
En un último relevo para la historia Agnel dejó en evidencia al resto de nadadores. Nada pudieron hacer los rivales ante el joven francés que con una última posta de escándalo logró sacar medio cuerpo a Ryan Lochte y llevarse la medalla de oro para casa. Estados Unidos tuvo que conformarse con la plata.

ESPAÑA – Fútbol

Futbol España Juegos Olimpicos

Ningún punto y ningún gol marcado. Ese es el bagaje de la selección española de fútbol tras sus dos primeros partidos ante Japón y Honduras. Un pobrísimo rédito que deja a los de Luís Milla matemáticamente eliminada de la competición, a pesar de presentarse en la Olimpiada como claros favoritos a llevarse el oro tal y como mostraban las apuestas futbol Juegos Olimpicos.
¿Cómo es posible no sumar ni un solo punto ni un solo gol ante dos equipos de la talla de Japón y Honduras? ¿Cómo puede ser que en un equipo repleto de figurones (Javi Martínez, Mata, Muniain, Adrián, Isco, Jordi Alba, De Gea…) ninguno de ellos llegue a destacar? Y sobre todo, ¿Cómo con esos mimbres se puede jugar tan mal al fútbol?
Por si fuera poco, los españoles demostraron no saber perder y acabaron el partido entre trifulcas y ofreciendo una imagen muy pobre para el deporte español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *